Florentino Pérez, figura emblemática en la historia reciente del Real Madrid, está contemplando prolongar su influencia en el club más laureado de Europa. Con 15 años ya en el cargo, tras haber sucedido a la era de Los Galácticos, Pérez podría buscar extender su presidencia por cuatro años más, según revelaciones a su círculo más cercano.

La gestión de Pérez desde 2009 ha sido una era dorada para el Real Madrid, caracterizada por una ambiciosa política de fichajes y proyectos de infraestructura significativos, incluyendo la renovación del estadio Santiago Bernabéu y la expansión de la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Durante su mandato, el club ha sumado 36 títulos, entre ellos siete Ligas de España y siete Champions League.

El presidente del club merengue ha marcado una época en términos de trofeos, también ha sido una pieza clave en movimientos estratégicos a nivel de clubes europeos, incluyendo el controversial proyecto de la Superliga. Además, uno de sus sueños es ver al Santiago Bernabéu albergar la final del Mundial 2030, lo que sería un hito histórico para el estadio.

A pesar de los rumores sobre su posible retirada debido a su edad avanzada, la información de Relevo sugiere que Pérez está más interesado que nunca en seguir al mando, especialmente para supervisar la culminación de los proyectos actuales y futuros que podrían definir el próximo capítulo en la rica historia del Real Madrid.

La decisión final dependerá de la presentación de su candidatura en 2025 y, por supuesto, de la existencia de otros candidatos potenciales para la presidencia. Sin embargo, con un legado tan profundamente arraigado en los triunfos y la transformación del club, la continuidad de Florentino Pérez podría ser vista como una apuesta segura para mantener la estabilidad y el éxito en el Real Madrid.