En el mundo de la moda de alta costura de la casa francesa Chanel, la ausencia de un director creativo frente de ella plantea incertidumbre sobre el futuro de la línea Métiers d’art desde su creación en el 2002, pues siempre hubo alguien al frente del desarrollo de la línea y de dicho desfile. Se consideran tres posibles escenarios: anunciar rápidamente un nuevo director creativo para que pueda imprimir un nuevo carácter al diseño no solo a la colección de prêt-à-porter Primavera/Verano SS25, la cual se presentaría en la próxima edición de septiembre, si no también a la colección Métiers d’art; o bien, retrasar el anuncio hasta después de la próxima presentación de la colección de prêt-à-porter, pero por cuestión de plazos no firmar la colección Métiers d’art, que es la más próxima a presentarse; y por último, presentar la colección sin un director confirmado, y en el peor, con un nombre ya confirmado, cuya sombra restaría interés al conjunto de una colección de cuya ideación no habría participado.

Se cree que la maison Chanel opte por la primera opción, ya que es la más beneficiosa para la marca, pues tener al frente un director creativa es crucial para mantener unificado e integrado a todo el equipo, siendo también inspirador para las próximas colecciones a presentarse, así como para los consumidores, pues por mucho que se encuentre capacitado el equipo, siempre será importante contar con alguien que pueda mantener la influencia y posición de referencia de Chanel en la industria del lujo, misma que ha logrado construir a lo largo de varios años.