Hace unos días te brindamos información de como cuidar esta planta si la ibas a cultivar en el exterior, hoy te diremos como cuidarla si la plantas en maceta, ya sea que la tengas en el interior de tu casa.

I. Cuidados que le debes de dará a la hiedra

a) Ubicación

Si prefieres ubicar tu maceta en el interior de tu casa, solo procura colocarla en un lugar en donde reciba luz natural de forma indirecta o tamizada, ponerla directamente a los rayos del solar la dañaría. Se recomienda que también la mantengas lejos de las fuentes de calor, el aire acondicionado y de las corrientes de aire, ya que estas condiciones pueden dañar a sus hojas.

Si la cultivas en el exterior, ubícala en una zona de semisombra.

b) Riego

Como ya vimos anteriormente, es una planta que no requiere de mucha agua, lo recomendable por los expertos es cada dos días en verano y una vez a la semana en invierno.

c) Abono

Si vas a abonarla, hazlo cada 15 días en los meses de primavera y en verano, procura que sea un abono líquido, siguiendo claro esta las instrucciones del fabricante.

d) Poda

Como es una planta trepadora cultivada en maceta, lo que debes cuidar es procurar que la planta sea más compacta, solo recorta sus puntas una o dos veces al año, preferiblemente al final del verano o si la cambias de maceta.

e) Trasplante

Se recomienda que el trasplante sea cada 2 o 3 años en los meses de primavera.

f) Enfermedades y plagas más comunes de la hiedra

La hiedra puede ser sensible a la bacteria Xanthomonas hederae, las características que presentaría serían, manchas negras en las hojas y depresiones en el tallo. También los hongos, como antracnosis, pueden dañarla, su señal sería las manchas en las hojas. Para solucionarlo, corta las hojas y ramas secas y pulveriza el resto de la planta con fungicidas a base de cobre.

Entre las plagas más comunes que la afectarían sería el pulgón, araña roja, cochinillas o trips.

II. Cómo reproducir la hiedra



La forma más sencilla de reproducir la hiedra es mediante esquejes. Solo tienes que seleccionar un tallo sano de una planta de menos de 2 años. Meter el esqueje en agua durante algunos días hasta comience a echar raíces. Expertos en jardinería también recomiendan que se pude plantar en turba húmeda. Ya cuando presente raíz, es el momento de plantarla en un sustrato universal. La reproducción se puede hacerse durante cualquier época del año, aunque siempre será mejor evitar los meses fríos.

III. Otros tips: qué problema pudiera presentar la hiedra



Existen varios indicadores que nos pueden indicar qué es lo que necesita tu hiedra o bien, qué le sobra:

• Hojas pálidas: recibe demasiada luz directa.
• Hojas secas y arrugadas: si la tienes en maceta y dentro de la casa, probablemente está recibiendo demasiado calor y también existe mucha sequedad en el ambiente. Es por ello que debes cambiarla a un lugar más fresco y rocíala a diario para aumentar la humedad.
• Hojas negras: es claro que existe un exceso de agua. Deja de regar un par de días el sustrato hasta que se seque por completo antes de volverla a regar. Después reduce la frecuencia de riego.
• Hojas rígidas con bordes amarillos: al contrario del punto anterior, aquí está faltando agua, por lo que aumenta sus riegos.