Un desayuno equilibrado es fundamental para comenzar el día con energía. Aquí tienes algunas opciones que combinan proteínas y carbohidratos:

1. Huevos revueltos con aguacate y tostadas integrales:
o Los huevos aportan proteínas y grasas saludables, mientras que las tostadas integrales te dan carbohidratos de digestión lenta.
o Puedes añadir espinacas o tomates para más nutrientes.

2. Yogur griego con frutas y granola:
o El yogur griego es rico en proteínas y calcio.
o Agrega frutas frescas (como fresas, plátanos o arándanos) y una porción de granola para los carbohidratos.

3. Batido de proteínas con avena:
o Mezcla proteína en polvo (suero de leche, soja, etc.) con leche o agua.
o Añade avena y frutas (como plátano o bayas) para obtener carbohidratos y fibra.


Recuerda que la clave está en la variedad y en elegir alimentos naturales y nutritivos. ¡Buen provecho!